Redacción/Esto Es
Las carreteras de todo el estado atraviesas con Áreas Naturales Protegifas (ANP) y corredores biológicos de muchas especies, algunas de éstas ya en peligro de extinción, sin embargo no existen pasos de fauna para protegerlas, por lo que es muy común encontrar venados, armadillos y ocelotes atropellados a orilla de la carretera.

El fin de semana se registró un caso más en un tramo carretero de Tulum, específicamente en el kilómetro 301, donde personal de la Profepa localizó a un ocelote (Leopardus pardalis), protegido bajo la NOM-059-SEMARNAT-2010 como Especie «P» (en peligro de extinción), sin vida después de ser impactado por un vehículo a exceso de velocidad.

Al día siguiente, una Martucha o Mico de noche (Potos flavus), protegido bajo la NOM-059-SEMARNAT-2010 como Especie «Pr» (bajo protección especial), murió arrollado por un vehículo en el kilómetro 12 de la carretera 109 Tulum-Cobá

El grupo de rescatistas Jaguar Wildlife Center, a cargo de Raúl Padilla, acudieron al reporte para levantar ambos cadáveres.