Esto Es/ Redacción

Álvaro Rosado Ruiz, líder del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, pide a los agremiados que aprovechen la situación que prevalece en la Policía Federal a nivel nacional para derrocar a los elementos de la dependencia federal adscritos a esta entidad que tienen empresas transportistas trabajando en el aeropuerto internacional de Cancún y que están fuera de la ley.

En sus redes sociales publicó “ahora es cuando compañeros detengan a todas las camionetas piratas con placas federales que son propiedad de los policías federales y que trabajan en aeropuerto y zona hotelera sin órdenes de servicio y sin cumplir su concesión (servicios precontratados de origen) no pueden ir a defenderlos porque están en huelga
Que los detengan y exijan orden se servicio precontratado de origen”

Durante años se sabe que muchas unidades que se dedican al transporte de pasajeros entre Cancún y la Riviera Maya están bajo el poder de las autoridades federales, entre los empleados turísticos corre la versión que muchas de estas compañías son de agentes que reciben como beneficio no estar regulados por las leyes, ya que ellos son las que las tienen que aplicar, incluso se habla de jefes policíacos y ex miembros de la las fuerzas federales, quienes decidieron dejar a la corporación para dedicarse al “pirataje” del turismo internacional a través de este tipo de transporte.

Las multas por este tipo de servicio sin la debida concesión radica hasta el 48 mil pesos para las personas ofrezcan el servicio en sus vehículos particulares (también en el caso de UBER) y de hasta 56 mil pesos para las compañías ofrecen este servicio, sin la “bendición” de los encargados de la regulación en la terminal aérea, quienes cobran por la “bendición” hasta 250 pesos por turno de los se dedican a este servicio (alrededor de 80 unidades).

Los taxistas ven como una posibilidad de sacudirse a los federales, durante la reestructura de la corporación tras su adhesión a la llamada “Guardia Nacional”, ya que los taxistas también tienen sus intereses en el aeropuerto, ya que cuenta con las concesiones que le permiten ofrecer el servicio de transporte al turismo y los federales son su competencia directa.