Esto Es

Puerto Morelos, Q. Roo.- En al menos 48 horas, habitantes de Puerto Morelos han estado respirando humo; los incendios forestales que afectan el onceavo municipio dejan grandes nubes de humo tóxico para el ser humano.

La mayoría de las personas afectadas viven en la zona llamada «de la colonia», es decir los fraccionamientos villas morelos 1 y 2, además de otras zonas habitacionales y los nuevos desarrollos.

Las voces de los afectados señalan que se está acabando con la selva para llevar a cabo nuevos desarrollos inmobiliarios e incluso se dice que una cadena americana de supermercados tendría puestos los ojos en esta zona del municipio.

Lo cierto es que cada noche se agrava la situación y los daños a la salud son evidentes entre los vecinos e incluso las mascotas de los habitantes de la zona.

Las autoridades indican que los incendios son en el poblado de Leona Vicario, sin embargo imágenes aéreas muestran incendios activos cerca de los fraccionamientos señalados.

Muchos de los afectados dicen que la presidente Laura Fernández, no vive en Puerto Morelos, por ello no sabe de los problemas que afectan a la sociedad.

Al respecto, las autoridades municipales emitieron un boletín explicando que la brigada de combate contra incendios está activa y trabaja a marchas forzadas para terminar con el problema, esto tras un recorrido por la zona de la alcaldesa Laura Fernández Piña acompañada de Guillermo Morales López y León Salas Licea, directores de Protección Civil y Bomberos, respectivamente, en el que se especifica que se trata de dos conatos de 20 por 20 metros cada uno, ubicados a unos dos kilómetros al poniente del fraccionamiento Villas la Playa, que no significan peligro alguno para la población.

En el lugar, Morales López explicó que cuando el viento de mar a tierra baja su intensidad y predomina el de tierra a mar, como ocurrió anoche, la nube de humo llega a zonas habitacionales de Puerto Morelos, causando malestar y preocupación entre la población, ya provoca una idea inexacta de que se trata de incendios de grandes dimensiones.

Guillermo Morales confirmó que no existe ninguna situación de peligro para el medio ambiente, ni para la salud de los portomorelenses. “La presencia del humo no genera una contingencia que pueda afectar a las personas que hacen actividades al aire libre, ni hay riesgo de que el fuego alcance las áreas pobladas”, precisó.

“La forma de poder comprobar esta versión que estoy dando es que visitamos el lugar y tenemos fotos aéreas que nos permiten ver cómo están focalizados los conatos”, indicó.

“Tenemos una pipa de agua en operación que surte un punto de abasto cercano a la zona y si es necesario utilizaremos un trascabo para ingresar de manera más directa al fuego. Lo que buscamos es acercar el agua a la zona”, mencionó.

“Esperamos que en breve podamos tener primero la contención en el control y luego en la extinción, dejándolo totalmente frío y apagado. Si seguimos a este ritmo de trabajo quizá entre 24 y 36 horas queden totalmente liquidados”, concluyó Morales López.