No contaban con su astucia: chapulines quintanarroenses

¿Qué tal?
El otro día me entretuve viendo un programa de insectos, hablaban de los chapulines, la verdad fue un tema que me llamó la atención de manera particular y es que según este programa el chapulín es un insecto ortóptero saltador, de 5 a 6 cm de largo, generalmente de color verde amarillento o pardo y patas posteriores muy robustas, de inmediato mi mente se proyectó al tema político y es que en verdad que existen muchos hombres y mujeres digno de llevar este apelativo en nuestro bello estado de Quintana Roo.

Los nombres que me vienen a la mente son: la Senadora, Marybel Villegas Canché, Diputada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), afiliada al Partido Acción Nacional (PAN), candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ahora luchadora incansable de los derechos del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).
¿Qué tal el “Chacho”? Juan Ignacio García Zalvidea, fue otro gran ejemplo del “chapulinato”, primero como panista, luego verde ecologista, perredista, priista (apoyando a los candidatos del PRI como castigo y a cambio de su libertad) y finalmente del llamado “movimiento naranja” (Movimiento Ciudadano), como bien dicen lo chapulines son generalmente verdes (como los priistas y los verde ecologistas) y amarillos y pardos (como los perredistas).
El ortóptero tiene las características de ser un animal alado es decir que cuando tiene problemas sale volando, así como nuestros representantes de partidos, además una de las características más notables de esta especia es la estridulaciòn es decir la capacidad de hacer sonidos estridentes, así como los representantes de los partidos cuando gritan consignas contra otros partidos y finalmente una particularidad es la del gregarismo el cual es un fenómeno común en muchos ortópteros y se refiere a las personas que andan en manada o acarreados, sin duda se comparte mucho de esto con la vida política.

Al final del bicharraco documental señalaba que algunas de las variedades de este tipo de insectos (sin agraviar a nadie) se consumen como alimento en México, así como son los políticos de la actualidad en nuestro país, que se comen los unos a los otros.

¡Eso dicen las malas lenguas!