Diputadas aprobaron proyecto Gran Solaris, ¿ya no se acuerdan?

¿Qué tal?
Sin duda el tema de hacer política es uno de los negocios más rentable entre los “políticos”, tristemente la clase política de Quintana Roo es muy pobre, muchos de los personajes que representan los intereses del “pueblo” no están a la altura de lo que se necesita para poder tener un lugar adecuado para el desarrollo de los quintanarroenses, para el desarrollo de las ciudades.
A la memoria me vienen dos casos que hoy están en boca de todos, las diputadas Erika Castillo y Reyna Durán, quienes frunciendo el ceño, piden que se revise el caso “Grand Solaris”, ese proyecto hotelero que lleva muchos años parado en su totalidad por las protestas de los “cancunenses” (por cierto grupos minúsculos que piden que no se privaticen las playas de Cancún), el problema de este hotel es que dicen que tapará la ventana al mar, sin embargo ese lugar en particular ¡no tapa nada!.. El proyecto de “Grand Solaris”, fue aprobado en la administración de Remberto Estrada Barba, Presidente Municipal de Cancún por parte del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) entre los años 2016-2018.
Reyna Durán y Erika Castillo , votaron a favor del proyecto hotelero cuando formaban parte del cabildo como regidoras, así con el dedito levantado, dando el aval para llevar a cabo la construcción de dicho hotel, lamentablemente en la política debes de saber hacer dos cosas bien, levantar el dedo cuando hay votación y tener memoria de corto plazo.

Mientras tanto los proyectos hoteleros e inmobiliarios en Quintana Roo (Grand Solaris, Malecón Tajamar, seguirán sufriendo reveses por parte de falsos ambientalistas que buscan un beneficio particular y políticos de bajo nivel, quienes únicamente sueñan con sentarse en esa silla que vuelve loca a la gente, la silla del poder.

¡Eso dicen las malas lenguas!