Actos de corrupción al interior del municipio de Solidaridad

Agencia
La tesorera del municipio de Solidaridad, Shelina Abigail Alonzo Alamilla, y el contralor municipal, Tony Jimenez, realizan un negocio multimillonario para juntar fondos y financiar la campaña electoral del regidor de José María Morelos, Erick Borges, quien aspira a ocupar la silla presidencial, según empresarios locales.

Se informó que le concesionaron en lo “oscurito” la operación de todos los servicios de grúas que presta la Dirección de Tránsito municipal, y también le entregaron el manejo de los peritos de la dependencia para que pueda funcionar el negocio. Estas sólo son algunas de las condiciones que impuso el empresario metido a político, quien reclama para sí, por segunda ocasión, el puesto de presidente municipal.

El negocio consiste en pagar mensualmente la cantidad de 600 mil pesos al contralor y a la tesorera para beneficiarse, violando un acuerdo del ayuntamiento con 11 empresarios que ahora quedaron fuera, después de un año y medio de trabajar con esta administración; incluso se reunieron con la tesorera en diversas ocasiones y habían logrado establecer tarifas y acuerdos para una sana y armoniosa relación de trabajo, tomando en cuenta siempre a la ciudadanía de esta gran ciudad turística.

Ante estas anomalías, los empresarios solicitan la intervención de las autoridades competentes para evitar que continúen los actos de corrupción que sólo benefician a algunos cuantos, ya que en este ayuntamiento no se puede permitir la mentira, el robo y la traición.