¿Cuánto paga un Policía de Tránsito de cada ‘mordida’?

Esto Es/ Redacción

Cancún, Q.Roo.- ¿Quién no ha sido víctima de extorsión por parte de un elemento de la policía de Tránsito municipal?

Si bien es cierto que la mayoría de las extorsiones por parte de los agentes encargados de velar por la seguridad vial en las ciudades son culpa de los conductores, estos malos hábitos han pasado por generaciones dentro de las corporaciones policiacas, hábitos que se han enquistado en las agrupaciones.

Cancún no es la excepción dentro de este balance, miles de pesos se van a las arcas municipales, producto de las infracciones al reglamento municipal de Tránsito, también existe un apartado especial (vox populli) donde los elementos de las policías fijan la famosa “mordida” a los automovilistas para evitar una sanción mayor.

El arte de la “mordida” es parte del dominio del cargo por parte de los elementos, deben de saber dónde, cómo y con quién se debe de llevar a cabo esta práctica; en estos días con el uso de la tecnología a través de los teléfonos celulares, muchos elementos son exhibidos en las famosas redes sociales, los agentes de Tránsito son los protagonistas de cientos de historias nada favorables para los policías.

El lado obscuro de las corporaciones policiacas no es poca cosa, se sabe que son verdaderas mafias las que controlan el flujo de dinero, el poder y la corrupción en el seno de las dependencias. Cada día los elementos adscritos a esta oficina de gobierno, recorren las calles de la ciudad con tres objetivos en particular, el primero es el de cumplir con la cuota que se impone dentro de la Dirección de Tránsito, que varía de acuerdo a las ambiciones de cada elemento; el segundo es sacar las ganancias adicionales suficientes para que valga la pena arriesgarse a ser descubierto y por último tratar de hacer valer la ley.

Por cada policía en motocicleta, los ‘jefes’ cobran una cuota de hasta mil pesos, los que andan en patrulla deben pagar hasta 2 mil pesos, los elementos asignados a puntos fijos pueden llegar a pagar entre 300 y 500 pesos; dentro de la pirámide de ganancias existe un grupo que tiene un lugar especial, los asignados al alcoholímetro, quienes en ocasiones llegan a cobrar hasta 10 mil pesos por cada conductor que llega a caer en sus “garras”.

Lo cierto es que dentro de la corporación policiaca se tienen ganancias por muchos otros “servicios”, el trámite de licencias, infracciones vencidas con descuentos, trámites en “fast track”, permisos especiales y muchas otras ganancias que se dan dentro de este lugar, llamada la gloria de los servidores públicos. En tan solo una semana en la dependencia municipal se otorgan más de 2 mil licencias de conducir, se dan más de 500 permisos de carga, 50 permisos para circular sin placas y se liberan más de 100 vehículos, lo cual genera ganancias millonarias en trámites administrativos, por otra parte se registran alrededor de 70 accidentes automovilísticos semanalmente, los cuales también generan ganancias importantes. En total se realizan un promedio de 500 infracciones de lunes a domingo.

Finalmente se puede decir que la mayoría de los temas de corrupción tienen dos partes, quien da y quien recibe, por ello es importante saber de qué lado está la ciudadanía, para formar parte de esta sociedad…

una sociedad que actualmente es más corrupta que honesta.